14 de noviembre, Día Mundial de la Diabetes. Río Negro trabaja para prevenir y controlar la diabetes

Viedma.- Este año, para concientizar sobre el día Mundial de la Diabetes, 14 de noviembre, se trabaja sobre el lema “La familia y la diabetes”, con el fin de promover que esta enfermedad puede ser prevenida y controlada.

Aproximadamente 62.000.000 de personas tienen diabetes tipo 2 en América y necesitan del apoyo de sus familias. La diabetes se puede prevenir mediante políticas de salud pública y cambios de estilo de vida saludable que promueven una dieta sana, actividad física y un peso corporal saludable.

La población rionegrina presenta una prevalencia de glucemia elevada/diabetes en la población total por autorreporte del 12,8%, registrando un aumento significativo con respecto a la 3° Encuesta Nacional de Factores de Riesgo (10,6%).

El día Mundial de la Diabetes fue instaurado en 1991 por la Federación Internacional de Diabetes (FID) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) como respuesta al alza de diagnósticos de esta enfermedad y su objetivo es educar acerca de la prevención de la diabetes y el buen manejo de la misma, así como las enfermedades relacionadas a ella y a la calidad de vida que se puede lograr con un buen manejo.

Cabe recordar que se eligió esta fecha por ser el natalicio de Frederick Grant Banting, quien junto a Charles Best descubrió la insulina, cuyo descubrimiento permitió que la diabetes pasara de ser una enfermedad mortal a una enfermedad controlable.

A partir del 2006, la Organización de las Naciones Unidas lo declaró como un día oficial de la salud para hacer notar que esta enfermedad es una prioridad.

La importancia de este evento radica en que la diabetes mellitus (DM) se presenta como una epidemia mundial relacionada con el rápido aumento del sobrepeso y la obesidad, favorecidos por la alimentación inadecuada, el sedentarismo y la actividad física insuficiente, sumado al crecimiento y envejecimiento de la población a nivel global. Se estima que, el número total de personas que la padecen se elevará de 425.000.000 en 2017 a 629.000.000 en 2045 en todo el mundo, siendo una de las principales causas de enfermedad y muerte prematura.