3 años de prisión para el ladrón de Lamarque

Choele Choel.- En el marco de un juicio abreviado, el fiscal de la descentralizada de esta localidad, Germán Balditarra y la defensora pública penal Josefina Santos coincidieron en un acuerdo pleno y la fiscalía solicitó una pena de tres años de prisión efectiva por el delito de “robo calificado por el uso de arma, cuya aptitud para el disparo no pudo ser acreditada” (Art. 166 inc 2 in fine del Código Penal).

El hecho ocurrió el 6 de junio pasado, “aproximadamente las 19:50 en Pasaje Diego Blackall al 1000 de la localidad de Lamarque. En tales circunstancias, el imputado de 27 años, ingresó a un local comercial con el rostro semi cubierto con la capucha del buzo que vestía, sacando de entre sus ropas un arma de fuego tipo revólver color plateado esgrimiéndola en su mano derecha apuntando con el mismo a la víctima, quien es propietaria del lugar. El hombre le exigió que le entregue dinero y de esta manera se alzó con una suma que osciló entre los $300 y $ 500. Todo esto sucedió en presencia de una joven que estaba comprando en el local, quien junto a la dueña reconocieron al imputado. En el comercio también estaba presente el marido de la señora y la hija de 10 años mientras que la joven estaba acompañada de dos menores.”, explicó Balditarra en la audiencia celebrada esta mañana.

El imputado, asistido por Santos, reconoció su participación como autor en el hecho y aceptó tanto la calificación legal como la pena impuesta. Por su parte, la víctima estuvo de acuerdo con lo celebrado.

Cabe mencionar que el hombre se encuentra detenido desde que el fiscal Balditarra y la adjunta Analía Álvarez realizaron junto a las autoridades de la Unidad Regional IV, Grupo COER, Comisaría 17 de Lamarque, y el Gabinete de Criminalística dos allanamientos en el marco de la investigación concretada a raíz del hecho detallado.

LA CRÓNICA DE 7 EN PUNTO SOBRE EL HECHO. Cerca de las 20, en el Mercado Simón, ubicado en pasaje Diego Blackhall 1377 del barrio El Arenal, ingresó un sujeto encapuchado y portando un arma de fuego le pidió a Andrea Martínez (foto), la dueña del comercio, que le dé el dinero de la caja registradora (ver video). Al encapuchado poco le importó la presencia de clientes en el negocio y una vez que se alzó con los casi quinientos pesos, se fue tranquilamente.