Carta de Lectores. De la comunidad de La Perinola

El padel de la región en alerta

De la comunidad de la Perinola:

Alguien a cargo de La Perinola (única cancha de padel de la localidad de Chimpay) una vez dijo que era muy calentón y que ahora que estaba a cargo de la cancha él sabía que había niños mirándolo y cómo esto lo hacía pensar en sus reacciones y lo que con estas transmitía a los jóvenes que se iniciaban en este hermoso deporte. Esta actitud bien concreta y real representa lo que es La Perinola para el padel, para el deporte en Chimpay, y en definitiva para aquellos niñ@os, jóvenes y adultos que han pasado alguna vez por este lugar.

Hoy La Perinola se encuentra atravesando un momento complicado donde desde la Comisión Normalizadora del Club Chimpay se pretende quitarle el manejo de la cancha a un grupo de personas que ha trabajado hace más de 10 años para hacer del padel un deporte inclusivo, integrador y representativo de la localidad para todo el valle medio y más.

Esta decisión tiene un carácter sumamente personal y unilateral no respetando ni siquiera todo el trabajo realizado en el tiempo mencionado. Si la cancha está en las condiciones que está es solo por el esfuerzo y las voluntades de aquellas personas que jugamos al padel y formamos parte de esta familia que hemos llamado “La Perinola”. Las tribunas, baños, vestuario, Depósito, parte del Salón, enrejado, cartelería, el cerramiento de la cancha y proyecto para calefaccionarla, el mantenimiento constante de la cancha, múltiples torneos de “Primera” categoría patagónico, Clínica por parte de referentes del padel a nivel mundial, Alejandro Lasaigues (referente histórico del padel a nivel mundial, ex número 1 del mundo del Ranking Mundial), Franco Stupaczuk (actual número 7 en el ranking mundial del World Padel Tour), Juani Mieres (actual número 10 del ranking mundial del World Padel Tour) y Martín Di Nenno (jugador también del World Padel Tour).

Todo esto es fruto de un grupo de trabajo que se ha ido consolidando con el tiempo bajo un mismo objetivo y que es llevar al deporte del padel al lugar que merece y a partir de ahí construir y transmitir valores tanto sociales como personales.

Esto es algo que el que ha pasado por La Perinola puede sentir: la “hermandad”, el compañerimo, la buena vibra, el entender que a través del padel ganamos todos como comunidad y esto siempre ponerlo por encima de intereses personales. Esto dista mucho de creer que la cancha se maneja como una entidad privada, y si se cree esto es porque realmente no se ha logrado entender los alcances de lo que se ha logrado con todo el esfuerzo mencionado.

El creer que por tener la autoridad, que lógicamente la tiene, para poder quitarnos el manejo de la cancha de padel no le da el derecho de tirar por la borda, de desechar así como así el esfuerzo incansable de muchos. Y cuando hablamos de derecho no hablamos de derecho legal, que también lo tiene, hablamos de Ética, de responsabilidad y de compromiso social para con la Comunidad. Esos valores son los que se discuten acá, no se pretende desmerecer ninguna autoridad.

Nos parece sumamente valioso que la Cancha de Padel “La Perinola” pueda integrarse al Club Atlético Chimpay ya que es parte del mismo y siempre que se suma no se resta. Pero resulta imposible pensar en una integración separando y echando sin ningún reparo ni explicación a personas que han sabido sacar del deporte valores como la amistad, compañerismo, integración de niñ@s, jóvenes y adultos, y que en definitiva han hecho prosperar al padel como eso, como un deporte que transmita determinados valores.

Cuando se piensa en un club como el Club Chimpay, no se puede dejar de pensar en la función social y cultural que este cumple o debería cumplir, y en los momentos que vivimos donde todos los valores mencionados en este escrito están en cuestión o dejados de lado, donde prevalece el individualismo, la injusticia, la falta de compromiso con el otro, la falta de proyectos en común, nos parece sumamente preocupante que desde una decisión puramente personal (con sus fundamentos o no pero siempre personales) y unilateral se persiga ese mismo camino, destruyendo todo lo que se ha construido hasta ahora.

Muchas veces se habla de los valores en el deporte pero pocas veces lo podemos experimentar, y: el compromiso con el otro, la responsabilidad, el trabajo en equipo, el respeto, amistad, la inclusión e integración, competitividad, justicia, esfuerzo – logros, autoconocimiento y aprendizaje personal, perseverancia, tolerancia, humildad, entre otras son cuestiones que se viven cotidianamente en esta gran familia de “La Perinola”.

Entendemos que como Comisión Normalizadora del Club tienen la responsabilidad de regularizar determinadas cuestiones y es por eso y todo lo mencionado en el escrito que solicitamos poder resolver la situación a través del diálogo y compromiso, convocando en caso de ser necesario a otras instancias o niveles como puede ser el Juzgado de Paz local que funcione de garante de los compromisos acordados.

Funes Hugo  D.N.I  33.238.971
Ramirez Maximiliano  D.N.I  33.238.927
Elizondo Dario  D.N.I  25.234.986
Nuñez Judith  D.N.I  38.253.685
Barrera Tamara  D.N.I  36.652.076
Funes Rocio  D.N.I  39.648.231
Funes Ana  D.N.I  32.292.436
Henriquez Joaquin  D.N.I 40.841.104
Muldon Cinthia  D.N.I  35.151.562
y siguen 40 firmas más.