Casa de Piedra se abre a la posibilidad de generar energía renovable

Viedma.- El día lunes pasado, la legislatura sancionó por ley la modificación del Estatuto Orgánico del Ente Ejecutivo Presa de Embalse Casa de Piedra, de modo de permitirle la posibilidad de incursionar en la generación de  otras fuentes renovables de energía, además de la hidráulica que produce actualmente.

El ente interprovincial está representado por las provincias de Río Negro, La Pampa y Buenos Aires y también participa el estado nacional, a través del Ministerio de Interior. A partir de la modificación propuesta, los estados ven abierta la posibilidad de elaborar proyectos de producción de energía eólica o solar y venderla en el mercado mayorista eléctrico nacional.

El legislador Leandro Tozzi (JSRN), como miembro informante, explicó que “… el lugar de emplazamiento de esta presa se constituye en un lugar que brinda excelentes oportunidades desde el aspecto económico y social, pero que también contempla aspectos ambientales y colabora con políticas nacionales de generación de energía a través de fuentes renovables y también con los objetivos de desarrollo sustentable (ODS) con los que esta provincia está comprometida desde hace mucho tiempo.”

El proyecto contempla aspectos ambientales y colabora con políticas nacionales de generación de energía a través de fuentes renovables y también con los objetivos de desarrollo sustentable (ODS) con los que esta provincia está comprometida desde hace mucho tiempo.

Explicó que “la zona de Casa de Piedra posee estudios que demuestran que cuenta con un excelente recurso solar, con niveles de radiación que superan ampliamente los niveles de los países líderes en este tipo de generación y por el otro lado, también existen mediciones de viento que reflejan la disponibilidad de un excelente recurso eólico y es altamente viable para este tipo de explotaciones.”

Destacó además que se pueden aprovechar las redes de transporte de energía existentes desde los puntos de generación hacia los lugares de consumo, y que la región cuenta con la posibilidad de acceder al sistema interconectado nacional con un bajo nivel de inversión, aprovechando la infraestructura de la presa.

En la actualidad, los caudales medios del río Colorado son muy bajos. Se estima que en los últimos 10 años, los registros medidos en la estación Buta Ranquil han registrado una baja del orden de los 10 metros cúbicos por segundo, con respecto a las medias históricas que tiene este curso.