Cintya y un gesto que vale la pena destacar

En los tiempos que corren en los cuales la situación económica agobia, muchos -la gran mayoría- mantienen ese enorme costado solidario que sirve para ayudar a los demás, sin importar si son conocidos o nó. La idea es tender una mano.

Algunos ayudan con ropa, otros arman merenderos o comedores. Están quienes organizan festivales para juntar el dinero que ayudará a una causa determinada. Las expresiones se multiplican y las buenas acciones ganan por goleada. Las hay de maneras diferentes.

Una de ellas; simple, ingeniosa y efectiva, partió de la iniciativa de una vecina de esta localidad que tiene un comercio en pleno centro. Ella es Cintya Muñíz, tiene su negocio en Tello 326 y el cartel de TZ Impresiones lo identifica.

“Hace varios años que implementé lo de imprimir el curriculum para aquellas personas que deben presentarlo para obtener algún trabajo. En cuanto al valor, no es importante pero sí tiene su tiempo para prepararlo y corregirlo. Además siempre les hago varias copias”, comenta Cintya mientras atiende a una clienta que fue en busca de unas tarjetas.

Es cierto lo que dice. El valor del trabajo es ínfimo al lado de la ilusión que despierta en cada uno poder dejar sus antecedentes y obtener el preciado trabajo. “Pasan recién recibidos, personas grandes, de todo. El tema económico es muy complejo y este es mi pequeño aporte para ayudarlos. No me olvido que a mi y a los míos nos costó sacrificio poder estudiar y por suerte lo pude lograr”, agrega.

Y el tiempo no es lo que abunda en el rubro de las impresiones, pero Cintya, muy amablemente, deja por un momento sus encargos y los hace. “A veces no se puede así que cuando cierro el negocio me quedo un rato para terminarlos y entregarlos”.

Un gesto enorme. De esos que se deben multiplicar y que dan crédito de que un mundo generoso es posible.