Choele Choel.- Según la acusación fiscal, “el pasado domingo, alrededor de las 11 de la mañana, los imputados ingresaron a una iglesia ubicada en la calle Rafael Hernalz y se llevaron consigo dos parlantes. Gracias al llamado de un vecino, se hizo presente la prevención que dio con esas dos personas, quienes al ser identificados no pudieron justificar la propiedad de los elementos. Así mismo en ese momento arribó al lugar el damnificado, que constató el faltante en el templo”.

En la misma audiencia de formulación de cargos, “tras haber conversado con la víctima del robo y tener su conformidad, se aplicó en uno de los involucrados la suspensión de juicio a prueba por el término de un año sumado a pautas de conducta. Mientras que para la otra persona, que contaba con antecedentes penales computables, se solicitó la pena de siete meses de prisión efectiva”, explicó Balditarra.

El juez de Garantías Roberto Gaviña resolvió condenar a los sujetos tal lo propuesto por el Ministerio Público Fiscal.