DEBATE POR HOMICIDIO Y TENTATIVA DE HOMICIDIO OCURRIDO EN LA FIESTA DEL TOMATE 2013

Esta mañana comenzó el debate oral y público por el homicidio de Juan Alberto Moya y la tentativa de Jairo Alejandro Soto, hechos ocurridos al finalizar la Fiesta Nacional del Tomate y la Producción edición 2013.

 

Roca/Lamarque.- El fiscal jefe Andrés Nelli junto al de la descentralizada de Choele Choel Germán Balditarra, y la defensora pública penal Josefina Santos, que asiste a los dos imputados en este legajo, realizaron sus alegatos de apertura.

Nelli y Balditarra sostuvieron que “vamos a probar hechos y conductas humanas. Es así que el 17 de marzo de 2013, a las 7:45 de la mañana, desde la vía pública, el imputado por la muerte de Moya y la tentativa de homicidio de Soto, efectuó varios disparos hacia un grupo de personas con un arma calibre 22 larga. Todos dirigidos a quienes se encontraban en un patio de la vivienda de Lamarque. Uno impactó en la cabeza de Juan Alberto Moya, terminando con su vida, y además apuntando esos disparos contra Soto, dándole en la región malar izquierda, produciéndose lesiones gravísimas, configurando ese delito como tentativa de homicidio”.

“Dichos disparos fueron dolosos y con el fin de provocar la muerte de quienes allí se encontraban, no logrando el imputado su objetivo por razones ajenas a su voluntad”, sostuvo Nelli.

En relación a la calificación legal de este hecho y que se le enrostra a este imputado, es la de “homicidio simple, en concurso real, con homicidio en grado de tentativa, agravado por el uso de arma de fuego” (Art. 45, 79, 42, 41 bis y 55 del Código Penal)

Mientras que al empleado policial, cuñado al momento de los hechos del primer imputado, se le atribuye el hecho “ubicable en la misma fecha, y mismo lugar, y que se produce inmediatamente después a la muerte de Moya. El policía trasladó en su vehículo particular al otro imputado para ponerlo a resguardo, llevándolo a la Unidad ya bañado y con prendas de vestir limpias. Además se lo culpa de haber hecho desaparecer el arma homicida”, mencionó el equipo de fiscales.

“Este sujeto omitió detener al sujeto en el momento que este daba muerte e intentaba emitir más tiros. Por ello deberá responder por los delitos de “encubrimiento agravado, en concurso real con incumplimiento de los deberes de funcionario público” (Arts. 277, inc. 1° b, con el agravante del inc. 2° a, Art. 249, y Art. 54 del Código Penal).

Por su parte, la defensora Josefina Santos en su alegato dijo que “solicitamos al Tribunal que preste atención a la manera en que se han desarrollado los hechos, la situación previa y el estado de mi asistido luego de esto, en el sector denominado como La Fuente”

“Hubo una disputa previa, no fue generada por mi asistido, y de la cual no solamente salió herido él sino su pareja en ese momento. Ella dará cuenta de lo que pasó de forma inmediata y que sostendrá nuestra teoría del caso acerca del ‘homicidio en estado de emoción violenta’”, agregó la representante del Ministerio Público de la Defensa.

“Demostraremos que la distancia entre los hechos que pasaron en La Fuente y en la casa de Moya, ocurrieron muy cercanos temporalmente”, explicó Santos.

“En relación a mi otro asistido, el señor empleado policial se encontraba de licencia, no portaba en ese momento su arma, y por ello tuvo la imposibilidad de detener a quien estaba efectuando los disparos. Pero lo cierto es que no podía detenerlo. No lo detuvo porque no pudo, no estaba en condiciones, estaba terminando la Fiesta del Tomate, había bebido, y por eso no pudo ejercer su función. Es por todo lo anterior que esta defensa va a solicitar su absolución”, dijo la defensora.

“No vamos a discutir la materialidad del hecho, tampoco si el imputado por el homicidio estuvo en el lugar y que hubo un arma. Pero si vamos a ahondar en los hechos previos y que dieron paso a lo que ocurrió después”, concluyó Santos.

En la jornada de hoy prestaron declaración testimonial ocho personas, entre ellas efectivos policiales, y la víctima Jairo Alejandro Soto.

Mañana continúa el debate frente al Tribunal de Juicio compuesto por Oscar Gatti, Verónica Rodriguez y Natalia González.