Fue un éxito la Primera Jornada Recreativa Saludable

Choele Choel.- En un proyecto pensado y puesto en marcha por las profesoras coordinadoras de Salud Escolar Choele Choel Silvia Guerra y Liliana Hernández, que se gestó a partir de los diagnósticos relevados en la ejecución del Programa Provincial de Salud Escolar durante los últimos años y por sobre todo en 2019.

Se llevó a cabo ayer la Primera Jornada Recreativa Saludable, y que tuvo su convocatoria en el Paseo Jésús Zuain para luego trasladarse a la Isla 92.

Muchas de las patologías detectadas están íntimamente relacionadas con la alimentación y el medio ambiente, temas que atraviesan transversalmente a todas las instituciones y organismos, entonces se pensó en ampliar el encuadre del Programa y comenzar a trabajar en conjunto con las instituciones para la promoción de la salud y la prevención de las enfermedades.

Por esta razón junto al Hospital Área Programa Choele Choel, el Consejo Escolar Valle Medio I con sus áreas de comedores escolares, Seguridad e Higiene y Deportes, las Escuelas Primarias y URESA con quienes llevaron a cabo cada acción todo el año, convocaron a participar a Bomberos, Policía, Protección Civil, áreas de la municipalidad: como Inspectoría con Educación Vial, Planificación Urbana y Espacios Verdes. También a Aguas Rionegrinas con la globa y la visita virtual a una planta potabilizadora de Viedma.

Fue un trabajo institucional de varios meses en la Escuela de Educación Especial 8 y en todas las escuelas primarias de la localidad con sus comunidades educativas y la idea era justamente la de hacer un cierre y evaluación, mostrando cuánto se puede hacer en comunidad por estos preocupantes temas.
Y llego el día de la jornada recreativa “Vida y medio ambiente saludable” tal como estaba planificado, con la apertura frente a los dos murales urbanos alusivos: uno con la idea y dibujo de la escuela 280 pintado por alumnos de la escuela 354, el otro con idea y pintura de alumnos de la Escuela Rural 110 La Rinconada.

Luego una caminata saludable para concretar el esperado abrazo simbólico a la Isla 92, primero en la historia del predio, con la consigna de concientizar sobre su cuidado, por eso niños y adultos fuimos levantando todos los residuos que encontramos en el camino.

La unión de los dos grupos concretando esta emocionante actividad al ingreso del predio de Perros de Agua, invitó a disfrutar de los diferentes puestos informativos que las instituciones prepararon para el público. Hubo una clase abierta de zumba, La arquitecta Liliana Fiardi contó brevemente el proyecto de la GIRSU y las expectativas para concretarlo. La profesora de la cátedra Ética Sociedad y Educación Ambiental, de la Tecnicatura Superior en Saneamiento y Control Ambiental del CEAER, Macarena Vallejo junto a dos alumnos expusieron su Proyecto “Mi isla, mi App”.
Alumnos de la Escuela 110 La Rinconada junto al profesor Mario Luna compartieron el tema musical “Zafar” de la Vela Puerca, una invitación a no aceptar vivir como si fuese normal, en un medio ambiente contaminado con ruido, humo, lluvia ácida, y ni que hablar de los desechos que a diario nosotros mismos generamos. Instaron al público a movilizarse, a luchar por preservar el ambiente, a no hacernos indiferentes a esta realidad, a estar informados, a respetar el entorno, y a valorar la vida.

Cabe comentar que todo el predio de puestos se construyó y ornamentó con elementos reusados y reciclados, actividad en la que se hizo permanente hincapié en toda la jornada. Fuimos punto de acopio de la campaña “Un ecoladrillo para la Escuela Especial”. Entre los alumnos de las escuelas y la comunidad se recolectaron más de 400 botellas plásticas rellenas con nylon y plásticos, que la escuela utilizará en distintas construcciones.

Luego se propuso comenzar con la separación de residuos domiciliarios en nuestra ciudad, tema que será tratado con la Municipalidad para aunar ideas y concretar acciones. Aunque aprovechamos la fecha para ponerlo en práctica y fuimos centro de acopio y separado de residuos secos como cartón, vidrio, latas de aluminio, metales, botellas PET, etc. con destino a la Cooperativa de Trabajo.

Se colocaron quince carteles de concientización distribuidos estratégicamente en la entrada a la isla y en el predio del camping. Se entregaron certificados de agradecimiento y los presentes escribieron su pensamiento y sus ideas firmando el Libro “Yo me comprometo”. Se compartieron con el público varias cajas de manzanas donadas por Surcosur, la Cooperadora del Hospital y Frutas El Mata.
Tal como estaba programado a las 18 hs comenzó la desconcentración con un pronóstico que en principio no era alentador, pero solo tuvimos algo de viento que no empañó la Jornada y la calificamos muy positiva.
Agradecemos a todas las personas físicas e instituciones que hicieron posible esta iniciativa y a toda la comunidad por participar y comprometerse con los pilares de la vida: la salud y el medio ambiente.
Se cumplió el objetivo general del proyecto: sensibilizar, involucrar y favorecer la reflexión, fomentando en los estudiantes y familias con la ayuda de los docentes, el desarrollo de hábitos saludables, respecto de la alimentación, de la actividad física y también promover la limpieza y el cuidado del medio ambiente que nos rodea, mejorando así la calidad de vida y la salud ambiental.

Fotos: Facebook de Silvia Guerra y Liliana Hernández