Guardavidas juntan colillas en Pomona: “Nos felicitan y a los minutos están tirando el cigarrillo”

Hace algunos días, el Municipio de Pomona sorprendió con un título llamativo en las redes sociales: “La colilla no es semilla”. La publicación relata que dos guardavidas, Maximiliano Actis y Matías Carbonell decidieron juntar los restos de cigarrillos consumidos en el camping y la cantidad reunida fue sorprendente.

La iniciativa nació espontáneamente durante un día nublado que ahuyentó a los vecinos del balneario. “Fue para no estar quieto. Alguien lo propuso y empezamos. Juntamos tres botellas y vamos por la cuarta”, contó Maxi que viene de hacer el trabajo de guardavidas en Viedma y aclaró que una actividad de este tipo pueden hacerla solo cuando no hay personas en el río. Calculó que entran 200 colillas por botella.

Maxi contó que al día siguiente de la mención en Facebook, se acercó una nena de -supone- 9 o 10 años y les entregó una botella repleta de colillas que había juntado. “Esto lo junté mientras jugaba”, les dijo.

La publicación de “la colilla no es semilla” tuvo una reacción inspiradora. Maxi contó que al día siguiente de la mención en Facebook, se acercó una nena de -supone- 9 o 10 años y les entregó una botella repleta de colillas que había juntado. “Esto lo junté mientras jugaba”, les dijo.

Maxi explicó que percibieron que la acción de tirar la colilla del cigarrillo está naturalizada en los fumadores. “Nos pasó que una persona nos felicitara por la iniciativa y, unos minutos después, terminó su cigarrillo y lo tiró cerca nuestro”, recordó con sorpresa. Más allá de esta situación, el guardavidas aclaró que la gente no tira basura en la costa del río. “Es un pueblo de familia, entonces es muy consciente cuando hablas de estos temas. Aprende rápido”, dijo con optimismo.

Maxi y Matías continuarán llenando botellas de colillas este próximo lunes. Seguramente, con más aliados. Su idea es generar conciencia y sugieren colocar una lata al lado de los tachos de basura para que la gente deje allí la colilla. Esas latas seguramente tendrán la buena frase que usó el Municipio de Pomona para su campaña: “La colilla no es semilla”.