Hernández acompaña a los diputados peronistas en la sesión por la Emergencia Alimentaria

CABA.- Luego de tres meses de parálisis legislativa, la Cámara de Diputados está en pleno debate en una sesión especial el proyecto de emergencia alimentaria, propuesto por distintos bloques de la oposición. Finalmente, la Casa Rosada decidió acompañar la sanción de la iniciativa. El intendente lamarqueño Sergio Hernández está esta ciudad acompañando a los diputados del Frente de Todos.

Las bancadas del oficialismo y la oposición acordaron una sesión corta y con bajos niveles de confrontación. El quórum para iniciar la discusión se consiguió pasadas las 12 con la presencia de los representantes de todos los sectores políticos.

“Es necesaria una política de Estado para saber cuál es la salida de la pobreza. Hay que llamar a la reflexión, dialogar para encontrar el camino de la paz y, por eso, celebro esta convocatoria”, afirmó Héctor “Toty” Flores (Cambiemos-CC). “El país sale de la crisis solamente a través del consenso y el trabajo”, agregó.

Carlos Castagneto (FPV-PJ) cuestionó al Gobierno por no haber avanzado con la emergencia alimentaria por decreto. Dijo que la Casa Rosada “no quiere ver la realidad”.

Leonardo Grosso (Red por Argentina) dijo que “el hambre es un problema de todos”. “Hay un montón de gente que está con problemas para comer. Tenemos que reconocer que tenemos un país en emergencia”, afirmó.

El proyecto establece un incremento de emergencia como mínimo del 50% de las partidas presupuestarias vigentes del corriente año para políticas públicas de alimentación y nutrición hasta el 31 de diciembre de 2022, con un costo estimado entre 4.000 y 10.000 millones de pesos.

En un giro de su postura inicial, el Gobierno resolvió ayer acompañar la sanción de la iniciativa que busca aumentar la ayuda social ante la presión de los bloques de la oposición y los movimientos sociales, que protestan desde ayer en el centro porteño.

“Si quieren cambiar o ampliar el proyecto de emergencia, estaremos disponibles”, dijo Mauricio Macri ayer tras participar en un acto en Santa Fe. La ley podría tener un impacto fiscal de entre $4061 y $10.489 millones.

“Una mayoría importante”

El pedido de sesión especial fue firmado por los presidentes de los bloques del Frente Para la Victoria, Agustín Rossi; de Red Argentina, Felipe Solá; del Movimiento Evita, Leonardo Grosso; del Frente Renovador, Carla Pitiot; de Somos, Victoria Donda, y de Nuevo Espacio, Alejandra Rodenas, todos las cuales a nivel electoral integran el Frente de Todos.

Rossi estimó que el proyecto “va a ser aprobado por una mayoría importante” y dijo que la iniciativa plantea “un refuerzo, no significa que el gobierno no esté haciendo nada”.

También suscriben la solicitud el presidente del bloque Argentina Federal, Pablo Kosiner; Jorge Franco, del Frente de la Concordia Misionero e Ivana Bianchi de Unidad Justicialista, entre otros.

Las claves del proyecto

1) La emergencia alimentaria apunta a cubrir los requisitos nutricionales de niños hasta los 14 años, embarazadas, discapacitados y ancianos desde los 70 años en situación de pobreza.

2) Propone un aumento mínimo del 50 por ciento de las partidas nacionales para alimentación y nutrición para 2019.

3) A su vez, plantea que desde 2020 las partidas presupuestarias se actualicen cada 3 meses en relación con la inflación y la Canasta Básica Alimentaria.

4) La emergencia que plantea el proyecto está prevista hasta el 21 de diciembre de 2022.