La Fragata Libertad parte mañana con un choelense entre sus tripulantes

Oriundo de Choele Choel, Rodrigo Loncopan, ingresó a la Armada Argentina hace 12 años y en este momento se encuentra a bordo de la fragata ARA “Libertad”, listo para ser uno de los tripulantes que navegará por el mundo a partir de mañana.

 

 

CABA.- En el día de ayer, el presidente Mauricio Macri, encabezó la ceremonia de lectura de la orden de zarpada de la Fragata ARA “Libertad” mediante la cual autorizó a la Embajadora de los Mares a soltar amarras mañana sábado por la mañana, para comenzar el 48° Viaje de Instrucción Naval.

Durante el viaje, los Guardiamarinas en comisión de la Escuela Naval Militar completarán su formación general y profesional en el mar. Cerca de 300 tripulantes los acompañarán con la misión de representar al país en el extranjero, a la Armada Argentina y a cada una de las provincias y ciudades de donde son oriundos.

El cabo principal informático Rodrigo Loncopan nació el 22 de abril de 1983 en Choele Choel. A los 8 años, Rodrigo dejó su terruño para mudarse a Bahía Blanca, junto a su padre y sus hermanas y, años después, comenzó a estudiar Informática en la Universidad Nacional del Sur (UNS).

“Mientras estudiaba en la Universidad, escuché por primera vez lo que era la Armada Argentina por intermedio del familiar de un compañero, quien era suboficial primero en la Fuerza. Cada vez que visitaba su casa, me hablaba de la tarea diaria que realizaba en su destino; y, de a poco, me fui interesando en querer formar parte e ingresar”, destacó.

Por cuestiones económicas tuvo que abandonar la licenciatura en el 2007 y se dirigió a la Delegación Naval de la Armada en Bahía Blanca para interiorizarse sobre la carrera y la documentación que necesitaba para presentarse a rendir los exámenes de ingreso.

Logró su objetivo de ingresar y cursar en la Escuela de Suboficiales de la Armada y, una vez egresado como cabo segundo con la especialidad Informática, su primer destino fue el Departamento de Programación del Servicio de Análisis Operativo, Armas y Guerra Electrónica (SIAG) en la Base Naval Puerto Belgrano, cercana a Bahía Blanca. En aquel destino, Rodrigo vivió lindas experiencias, tal como las califica.

“Formé parte de una comitiva que visitó a una escuela apadrinada por el Servicio, cerca de Viedma. Cuando fuimos, la gente del lugar nos recibió de manera excelente. Pintamos el establecimiento y llevamos libros, material educativo y ropa para los alumnos.”

Luego de 8 años de trabajo en el SIAG, la Base Naval Puerto Belgrano y el Comando de la Flota de Mar fueron sus próximos destinos, donde realizó el mantenimiento de los sistemas informáticos de los buques de la Armada. Hacia fines del año pasado llegó la gran sorpresa para él: el pase al buque escuela de la Armada.

“El anuncio de mi pase a la fragata fue algo increíble porque no lo esperaba; es algo buenísimo para mi vida y para mi carrera profesional”, destacó con orgullo. “Mi función a diario es siempre la misma y que nunca cambiaría porque es una linda rutina -aclaró- la del mantenimiento de computadoras y equipos (plaquetas, softwares, redes internas y equipos de computación). Somos dos cabos informáticos y trabajamos también con los compañeros de la especialidad Electrónica de excelente manera, ya sea en tierra o a bordo”, explicó.

En Bahía Blanca, Rodrigo vive con su señora también marina e informática, la cabo primero Micaela Rau, y su hijita de 5 meses llamada Jazmín Ailen. “A Micaela la conocí cuando ambos estábamos destinados en el SIAG”, contó.

Micaela conoce los gajes de la profesión, comparte con él cada momento, vivencia y crecimiento profesional. “Mi esposa es un gran apoyo para mí; y más ahora que voy a estar mucho tiempo fuera de casa”, reconoció.

Antes de partir a su viaje por el mundo, el cabo principal Loncopan contó que es el primero de la familia en ser militar. “Lo que más rescato de mi experiencia dentro de la Armada es el compañerismo. Con los camaradas de mi especialidad somos muy unidos y muy compañeros. Somos como hermanos y nos conocimos trabajando juntos.”

En Choele Choel continúa viviendo su familia, sus padres y sus hermanas, ambas maestras de escuela primaria. Su padre dedicó su vida a trabajar en una empresa relacionada con la ganadería y la agricultura, como así también al proceso de manufacturas de tomates, manzanas, peras, frutillas, entre otras cosas, evocó.

“Siempre que puedo regreso a mi ciudad para compartir tiempo con mis seres queridos. Cada vez que llego, vuelvo a vivir cosas de mi infancia, como jugar al fútbol y a las canicas; que luego fui reemplazando por las computadoras”, dijo como un guiño.

Con respecto a lo que significa la Armada en su vida y el servir a la Patria, concluye diciendo que “es dar cada día el máximo de cada uno para poder realizar la tarea correctamente y resolver los problemas. Esto lo hacemos indagando, investigando y buscando todas las posibles soluciones. Si nos traen un problema, no paramos hasta resolverlo: esta es mi principal tarea como informático”.

Durante el acto de ayer, además del presidente, estuvieron presentes el ministro de Defensa, Oscar Aguad; el jefe del Estado Mayor General de la Armada, Almirante José Luis Villán; y el comandante de la fragata ARA “Libertad”, capitán de Navío Juan Carlos Romay, junto a autoridades civiles e invitados diplomáticos y ministeriales.

En este viaje, el primer puerto del itinerario será Salvador de Bahía (Brasil) al que arribarán el 28 de agosto, para luego amarrar en diferentes puertos de países de Europa y América hasta su regreso previsto en enero de 2020. Entre ellos están los puertos de Santa Cruz de Tenerife, Rota, Lisboa, Brest, Amberes, Londres, Dublín, Boston, Miami, Bridgetown, Recife, Río de Janeiro y Montevideo.

La tripulación de casi 300 personas está compuesta por oficiales y suboficiales de la Armada; invitados especiales de diferentes escuelas e instituciones de formación militar nacionales y de Armadas extranjeras; y los protagonistas del viaje, los futuros guardiamarinas de la Escuela Naval Militar.

Los cadetes del último año de la Escuela Naval Militar pertenecen al Cuerpo Comando -Escalafón Naval y de Infantería de Marina- y al Cuerpo Profesional Escalafón Intendencia.