La Fundación Qué Golazo compartió una jornada entretenida en la escuela 178

Luis Beltrán.- Cerrando el ciclo de entrega de juguetes a instituciones por el Día del Niño, la Fundación Qué Golazo compartió una jornada más que entretenida en la mañana de hoy en la escuela rural 178 de la Colonia Rincón de Cruz de esta localidad.

A media mañana, un colectivo llegó con los jóvenes de la Fundación y varios de los responsables. Armaron un pelotero, juegos en el patio y un partido de fútbol en la canchita con disminuidos visuales. Así que todos tuvieron que cubrirse los ojos.

Cerca del mediodía, fue la foto grupal y la despedida donde Gonzalo Zunzunegui y sus jóvenes entregaron a las autoridades de la escuela dos bolsones con juguetes que ellos mismos repararon.

GESTOS ASÍ confirman que en la vida las buenas acciones ganan por goleada

“Nos ayudan y acompañan de todos lados, así que esta es una manera de retribuir el cariño y el apoyo que le brindan  a la Fundación, y todos lo pasamos muy bien”, indicó Zunzunegui.

La movida iniciada hace unos meses por la Qué Golazo fue la de pedirle a la gente juguetes usados y si les faltaba alguna parte ellos se encargaban de arreglarlos. Así fue que consiguieron una muy buena cantidad y en vísperas del Día del Niño comenzaron a entregarlos. Primero fue la escuela rural 77 de la Colonia Paso Piedra de Choele Choel, luego fue el turno de la escuela rural 112, de Lamarque y finalizaron en Rincón de Cruz.