La Legislatura aprobó el pase a plata de alrededor de 3000 empleados

Viedma.- Por iniciativa de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE), la Legislatura acaba de aprobar el pase a planta permanente de alrededor 3000 empleados públicos de la administración provincial, logrando su estabilidad laboral y poniendo punto final a la precarización en Río Negro.

“En esta provincia pasamos del Estado de la disponibilidad a un Estado de plena estabilidad. Alcanzamos la precarización laboral cero en la administración y esto no había ocurrido nunca antes en Río Negro”, expresó exultante el secretario general de ATE, Rodolfo Aguiar.

“Estos son tiempos que nos han tenido por protagonistas a los trabajadores y a ATE. Esta ley profundiza el proceso de recuperación de derechos y consolida una etapa de jerarquización del empleo público sin precedentes en las últimas décadas”, agregó.

De esta manera, Aguiar hizo referencia a la polémica ley impulsada por el ex gobernador Carlos Soria, que en 2011 desafectó durante 180 días la estabilidad laboral de todo el personal de planta permanente, el Poder Ejecutivo y el Legislativo.

Por el contrario, hace instantes la Legislatura votó por unanimidad a favor del proyecto de ley acordado entre ATE y el Gobierno, que pone fin a un estado de irregularidad contractual con todos aquellos ingresantes al Estado hasta el 28 de febrero pasado.

Lo hizo un año después de haber conseguido que 700 trabajadores –empleados bajo la figura de la “beca”- fueran contratados mediante el Decreto 1976, constituyendo otro mojón en la ampliación de derechos.

Puertas afuera de la Legislatura, miles de militantes de ATE festejaron el resultado de una pelea librada durante años en soledad y que se convirtió en estandarte de sus reclamos. Desde anoche, mujeres y hombres permanecían acampando a la espera de la deliberación.

Basta con ver la situación en otras provincias, e incluso en la Administración Nacional, para comprender la trascendencia de esta conquista que pone a los trabajadores de Río Negro a la vanguardia de la recuperación de derechos laborales.