La UNRN a la altura de las mejores en la investigación de dos protocolos para el mejoramiento genético

Choele Choel. La Casa de Altos Estudios con sede en esta localidad es reconocida, entre otras cosas, por su majestuoso Hospital de Medicina Veterinaria enclavado a la vera de la Ruta Nacional 22, en uno de sus ingresos. Pero lo que escasamente se sabe es el gran trabajo investigativo que hacen sus docentes y estudiantes de la carrera de Veterinaria en relación a la inseminación artificial y dos protocolos que se podrían utilizar para el mejoramiento genético aplicable al rodeo de la comarca.
Esta práctica ubica a la universidad rionegrina entre las top a nivel nacional, y casi en la misma línea con las estadounidenses que se dedican al mejoramiento de la sobrevida embrionaria.
La aplicación de biotecnologías reproductivas como la inseminación artificial a tiempo fijo (IATF) ha permitido que la ganadería en nuestro país haya tenido un desarrollo genético y productivo muy importante en los últimos años. En la carrera de Veterinaria de la UNRN se está llevando a cabo el Proyecto de investigación: comparación de dos protocolos de inseminación a tiempo fijo: determinación de receptores de progesterona en tejidos uterinos. La investigación intenta determinar cual de los dos protocolos, uno convencional con la utilización de cipionato de estradiol, y el otro, J-Synch de proestro prolongado, produce un ovocito más apto y permite que el embrión se desarrolle en un ambiente uterino favorable. Esto se traduciría en mejores porcentajes de gestación y calidad de los conceptus. Medimos hormonas involucradas en lo distintos tratamientos, como son el Estrogeno y la Progesterona con sus receptores, las variaciones de las concentraciones sistémicas de las mismas en los distintos estudios de programa de sincronización, la tasa de concepción, y el tamaño de los embriones a los quince días posteriores a la IATF. Los trabajos que se realizan se dividen entre el campo donde seleccionamos las hembras bovinas a protocolizar, la aplicación de los tratamientos y la toma de muestra de sangre y ecografías. Luego esos animales van a la faena al Matadero de Luis Beltrán, quienes proveen el material para la investigación. Por último, en el laboratorio de la Casa de Altos Estudios se acondicionan las muestras y en una etapa posterior se realizan las diferentes determinaciones pautadas en el proyecto. El mismo es financiado por la UNRN y participan docentes, investigadores y estudiantes de los últimos años de la carrera. Las actividades a campo se hacen gracias a la colaboración del productor y colega de la región, el médico veterinario Gabriel Jelén.
NOTAS a la médica eterinaria Virginia Vitte -quien presentó una tesis sobre inseminación artificial-; la doctora Graciela Yaful, directora del Proyecto de Investigación CIT Río Negro – UNRN – CONICET, en el Hospital de Medicina Veterinaria; y el productor y médico veterinario Gabriel Jelén.