Lo anunció el ministro Diomedi en Luis Beltrán: se financiará la siembra de forraje

Luis Beltrán.- Una nueva línea de financiamiento buscará atender a los productores de baja escala que no pueden acceder a créditos. Los beneficiarios no recibirán dinero sino que, luego de un diagnóstico técnico, se les entregará una superficie determinada, implantada con forraje.

La filosofía detrás de este nuevo financiamiento del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca (MAGyP), es similar a lo trabajado desde hace años por el organismo en la Región Sur provincial, donde se entregan ovejas a pequeños productores que luego devuelven el préstamo en animales.

En este caso, “cada productor tiene una determinada cantidad de superficie en la que puede hacer maíz, verdeo de invierno o pasturas. Al solicitar el financiamiento se enviará un técnico que realizará un diagnostico de la situación que incluirá la definición del tipo de forraje a plantar, las labores necesarias y el costo de las mismas”, explicó el secretario de Agricultura y Ganadería, Tabaré Bassi.

“Luego se firmará un convenio entre el productor y la Cooperadora de la Chacra Experimental de Luis Beltrán que será la encargada de realizar el trabajo. La devolución de crédito será en producto, que luego será reinvertido para ayudar nuevamente a otro productor. De esta forma estamos habilitando a muchos productores de la agricultura familiar a que accedan a un beneficio, no financiero, sino productivo”, agregó.

En esta primera etapa se va a trabajar con productores de la zona de Valle Medio e Inferior por lo que el titular del MAGyP, Alberto Diomedi firmó ayer un convenio con la Chacra Experimental que posibilita la puesta en marcha del crédito durante mayo.

“Esta línea de financiamiento es muy blanda, se financia el insumo y el trabajo. Luego, cuando se cosecha, el productor se queda con su parte y devuelve el porcentaje en forraje que nosotros distribuiremos entre los 15 bancos de forrajes que tiene la provincia en las zonas más conflictivas y necesitadas”, señaló Diomedi.

Una vez operativa la línea, se espera llegar a un máximo de 50 productores y, a unas 500 hectáreas. Para ello, se deberá comprar la maquinaria necesaria por parte de la Chacra por lo que el MAGyP aportará una suma de $8.000.000 para la puesta en marcha de proyecto, con una ampliación de $4.000.000.