Pérdidas millonarias por el flagelo del abigeato en la región

Choele Choel. El auge de la ganadería en la comarca, que situó al Valle Medio como la principal productora de Río Negro, tuvo (y tiene) un aliado nefasto: el abigeato, que con el correr del tiempo fue creciendo. Es silencioso y dañino, y está.

“Es motivo de preocupación y debemos acabar con ese flagelo, para eso es que extremamos todos las medidas que están a nuestro alcance”, dijo el comisario mayor Antonio Mandagaray, jefe de la Regional IV de la Policía de Río Negro y agrega que “hemos potenciado el accionar de la Brigada Rural y trabajamos conjuntamente con las unidades policiales de cada localidad, más los datos que nos aportan los ganaderos”.

La pérdida anual por la matanza de animales es millonaria. Se estima que son unos 2 millones de pesos por año, cifra que se desglosa de los registros de los últimos años por el robo de animales, llámese vaca o ternero.

El ejemplo es claro. Los productores sufren el robo de dos animales por semana, la cifra llega a las 8 cabezas mensuales anidándose en las 96 anuales. Promediando el costo del animal en 20 mil pesos, los números finales dan $2.000.000 al año.

“La pérdida económica es muy importante, hay productores que han tenido hasta una docena de animales carneados, es mucho dinero. Desde aquella reunión (foto) de hace unos meses con el procurador (Jorge) Crespo se trabaja insistentemente en el tema pero también entendemos que el accionar delictivo  tiene una extensión enorme y eso les facilita eludir controles, más allá que desde la policía hacen lo imposible para dar con los ladrones”, apuntaron desde la Sociedad Rural de Choele Choel.