Preocupa el destino de los fondos del Plan Castello para la construcción de la pileta

Coronel Belisle.-  Crece la preocupación entre concejales y contralores de Cuentas de la oposición por el destino de los fondos del Plan Castello para la construcción de la pileta de natación comunitaria.

En junio del 18, a más de un año de la transferencia al municipio de esta localidad de lo fondos, lejos de estar lista para ser inaugurada, esta obra parece recién iniciada.

“La excavación para la pileta, el obrador y algunos materiales desperdigados en el terreno son lo único que pueden ver los vecinos de Coronel Belisle e incluso quienes pasan por la ruta. La gestión del intendente David Mendoza recibió ya más de 10 millones de pesos de parte de la provincia correspondientes al Plan Castello para realizar la obra, pero por ahora no hay avances. Es más, pasará seguramente otro verano sin que los chicos y grandes puedan disfrutar de este ansiado espacio de recreación”, disparó un contralor.
“La situación y la falta de información respecto del destino de los fondos (que tenían como único fin la construcción de la pileta) ya ha causado preocupación en los otros poderes municipales, como el Concejo Deliberante y el Tribunal de Cuentas. Ambos organismos han elevado pedidos de informes al intendente Mendoza, pero las respuestas no aparecen, como tampoco el dinero ni la obra”, comentó un concejal.
El 25 de febrero, el presidente del Concejo Deliberante elevó una nota al intendente David Mendoza pidiendo detalles de los avances de los trabajos y la ejecución presupuestaria. Todavía aguarda la respuesta.
En julio pasado, el Tribunal de Cuentas a pleno, incluso con la firma del representante del FpV (signo político de Mendoza) también pidió un informe sobre la situación y la inversión del dinero. Tampoco hubo respuestas.
Lo concreto es que  el 12 de julio de 2018 el municipio recibió la primera transferencia por $ 7,3 millones, y la restante, por $ 2,8 millones, se concretó el 18 de febrero de este año. Delos más de $10 millones transferidos, pocos se ven invertidos en la obra que se encuentra paralizada hace mucho tiempo.
La preocupación en el Concejo Deliberante y el Tribunal de Cuentas, además de la paralización de la obra, es saber en qué se ha gastado ese dinero, ya que hasta el momento el Intendente Mendoza no ha querido informar nada al respecto.
Mientras tanto, la pileta de natación comunitaria semiolímpica, adosada a una pileta para niños, con sistema de re circulación de agua, equipos de bombeo, filtros, dosificadores de soluciones químicas, equipo de limpieza de fondo y válvulas y conexiones necesarias para su funcionamiento, siguen siendo un sueño.


“Tengo muchas ganas que el próximo verano ya estemos inaugurando esta obra, ojalá pueda ser en la fiesta de aniversario de nuestra localidad”, decía Mendoza hace casi dos años cuando se firmaba el convenio. El tiempo pasó y todo sigue igual.