Rayito de Sol, un comedor que contiene a noventa chicos

Chimpay.- Es habitual que cada comedor que funciona bajo el ámbito de los municipios, no solo se dedique a servir la comida de todos los días, sino que su labor va mucho más allá. Contiene, y eso es muy importante.
Como tantos otros, es el caso del comedor “Rayito de Sol” ubicado en el barrio La  Costanera y que funciona desde hace 15 años.
Y ya es todo un emblema que trasciende las fronteras de la Cuna de Ceferino, dado que es uno de los comedores municipales más antiguos.
Mariela, Virginia, Aylín y Sonia cocinan día a día para casi un centenar de chicos. Algunos del pueblo y otros de las chacras, poniendo todo el amor del mundo en cada menú que realizan. El servicio que brindan consiste en el almuerzo y la merienda, que varía según los días.
Además en los espacios libres se dictan talleres de cocina saludable y artesanías y clases de apoyo, y por la noche funciona la escuela primaria para adultos. Realmente, algo digno de destacar es la tarea que realiza este comedor que cuenta con la predisposición del municip
Su mayor agradecimiento lo hacen hacia el intendente que en cada proyecto, en cada desafío que emprenden, las acompaña incondicionalmente, brindando todo el apoyo necesario. “Es una persona que siempre está y realmente nos ha dado mucho, tiene un corazón gigante”, dijo Virginia.
Definitivamente, un lugar como pocos, donde todos los días se comparten anécdotas, historias, entre risas y miradas. y un rico plato de comida, elaborado con todo el amor del mundo.
Virginia, la encargada indicó que  “este año se amplió el comedor, se compraron ollas, termo tanque, se colocó el piso, se mejoraron los elementos para la cocina y se embelleció el lugar. También gracias a la gente que se sumó y que hizo una rifa, pudimos adquirir un televisor para los chicos”.