Repudiado por ATE, Basavilbaso debió fugarse

Roca.- El director ejecutivo de la ANSES, Emilio Basavilbaso, debió salir hoy de esta ciudad escoltado por una protesta de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) que se manifestaba en las puertas de la Unidad de Atención Integral (UDAI).

Su visita se produjo horas después de la oficialización del decreto que permitirá emitir una Letra del Tesoro para entregársela al ANSES, permitiendo así tomar del Fondo de Garantía de Sustentabilidad unos 86.000 millones de pesos.

“En un encuentro de breves minutos, Basavilbaso comenzó a arrojar cifras y desarrollar estadísticas. Nosotros le dijimos: haga todos los números que quiera, pero la realidad de los jubilados es otra”, expresó Rodrigo Vicente, coordinador de ATE Río Negro en organismos nacionales.

“Nos manifestamos como beneficiarios y trabajadores de la ANSES. Entre otras cosas, le pedimos por el personal precarizado con categorías más bajas a las que le correspondería por su labor. Pidió un detalle, se lo dimos. Veremos”, señaló sin mucha esperanza Luciano Pedraza, delegado paritario de ATE en el organismo.

“También abordamos aspectos locales: la UDAI de Roca está en construcción desde hace dos años, no tenemos capacidad para atender al púbico, trabajamos hacinados. Basavilbaso no sabía nada, ni que hace un mes estamos con atención interrumpida por las protestas”, agregó Gregorio Epullán, delegado de ATE en la sede local.

El funcionario debió marcharse a paso ligero entre medio de silbidos y reclamos que pedían un bono de fin de año para jubilados, aumento de la mínima y el fin del vaciamiento de la agencia para propósitos ajenos a la seguridad social y el bienestar de los trabajadores.