Se viene la final de la Regata del Río Negro y los choelenses Bruno y Kees lideran su categoría

Hoy, a partir de las 14.30, se iniciará el último y ardiente tramo que unirá San Javier con el Paseo de los Palistas en la capital rionegrina. Será el cierre de la 44 edición de la Regata Internacional del Río Negro. En la sexto parcial de la la espectacular competencia, los hermanos Rodrigo y Mauro Caffa se abrazaron al triunfo con un tiempo de 2 horas, 18 minutos, 43 segundos y 39 centésimas. Detrás de los ganadores, Néstor y Damián Pinta, y Julián Algañaraz y Marcos Figueroa. Esta etapa unió el establecimiento rural de la familia Querejeta con el balneario municipal de San Javier.

Será una final espectacular

En la categoría K2 Mixto, los choelenses Giuliano Bruno y Valentina Kees llegan a la etapa final en el primer puesto  de la general. Sumaron un tiempo en los seis parciales de 13 horas, 53 minutos, 44 segundos y 10 centésimas.

En el segundo escalón, Vicenta Cabarroy y Micaela Jara inician la última parte de la carrera con una distancia de 6 minutos, 43 segundos, y 1 centésimo. El sabor especial de la victoria en el tramo “local” de Luis Beltrán a Choele provocó, indudablemente, el mejor impulso para atravesar con determinación la parte final de la competencia.

Por su parte, en la categoría K1 Máster “A”, otro representante choelense lidera la categoría. Miguel Ángel Gutiérrez de Huiliches sumó un tiempo de 14 horas, 3 minutos, 15 segundos,  43 centésimas. Lo sigue Luis Armando Barrios de la escuela de canotaje neuquina Ceppron con una distancia de 1 minuto, 9 segundos, 56 centésimas. Juan Cabarrou de Lamarque se ubica en el sexto lugar de la categoría.

En la categoría K2 Travesía Mixto, Susana Ponce y Daniel Domínguez ocupan el sexto lugar de la tabla liderada por Andrea Orellana y Marcos Pruccolli.

El último episodio se disputa hoy y el clima tiene una atractiva combinación de tensión y alegría. La conquista parece ya alcanzada porque resultó evidente que más allá del podio, detrás de cada competidor hay una historia de superación personal. El tramo final son 30 kilómetros y se estima que los palistas requerirán de un tiempo de 1 hora y 50 minutos para alcanzar el destino último.