Senasa decomisó más de 2,7 toneladas mercadería transportada sin documentación

Agentes de la Barrera Zoofitosanitaria Patagónica del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) decomisaron 2.730 kilogramos de alimentos y 735 docenas de huevos que eran transportados sin la documentación sanitaria que asegurara su aptitud para el consumo.

El hecho ocurrió el sábado pasado, en el puesto ubicado en el kilómetro 714 de la Ruta Nacional 3. Allí agentes del Senasa –que realizaban controles de rutina durante la madrugada– observaron diversas irregularidades al inspeccionar un camión que se dirigía desde la localidad bonaerense de Ciudadela hacia Viedma. Entre ellas, la falta de la documentación que amparara el transporte de alimentos, lo que implicó el decomiso de 135 docenas de huevos y 2.730 kilogramos de alimentos perecederos (pollos, carnes rojas, margarinas y fiambres).

Asimismo, el domingo 14 de abril, en el Puesto de San Antonio Oeste, el Senasa decomisó 600 docenas de huevos que eran transportadas sin la documentación requerida desde Las Grutas hacia Sierra Grande en un vehículo que no contaba con la habilitación correspondiente.

En ambos casos, luego del decomiso se determinó la destrucción de la mercadería en infracción, de acuerdo a lo que establece la Resolución Ex-Magyp 38/12.

Se recuerda que el transporte en vehículos habilitados y la documentación sanitaria que debe acompañar a los productos de origen animal y/o vegetal son dos aspectos fundamentales que avalan su aptitud para el consumo humano, ya que permiten declarar que han sido elaborados, despachados y transportados con las condiciones higiénico-sanitarias adecuadas.

Con este tipo de acciones, el Senasa protege la salud de los consumidores, resguarda a los productores responsables y salvaguarda la sanidad animal y vegetal de la región patagónica.