El CD de Lamarque Investiga maniobra dolosa con el transporte escolar municipal

Lamarque.- Ayer se llevó a cabo una sesión extraordinaria del Concejo Municipal lamarqueño, convocada por el concejal Roni  Puefil, a los efectos de tratar el controvertido tema del transporte escolar. En la misma expuso las sospechas en relación a la adulteración de documentación, por parte de un empresario que presta el servicio de transporte escolar, contratado por el municipio para las escuelas de la localidad.

En pleno desarrollo de la sesión, Puefil expuso a sus pares y a los empresarios de transporte, también presentes, las conclusiones de una investigación  que llevó adelante  sobre una maniobra realizada por una de las empresas, FAM Servicios, para acceder al contrato de transporte.

El edil consideró demostrada  la falsificación de los certificados de Revisión Técnica, exigidos por ley para la circulación vehicular, presentados por la empresa denunciada  en el año 2018 y 2019 y presumiblemente desde el año 2014, fecha desde que inició la relación contractual, los cuales  exhiben evidentes adulteraciones y no son reconocidos por el lector de código QR.

Según lo manifestado por Puefil a este medio, estas conclusiones  ponen fin a un largo periodo de sospechas sobre esta empresa, que motivó varias presentaciones por parte de la vocal titular  del Tribunal de Cuentas, Cecilia Vidal,  en un trabajo conjunto, con un grupo de personas de la localidad que inició ni bien ambos asumieron su gestión. No obstante, tras una serie de obstáculos, Puefil prosiguió  silenciosamente con la investigación que dejó en evidencia lo que podría ser calificado como un delito contra la administración pública.

“Entre los puntos que permanentemente se cuestionaron a FAM Servicios, se destaca la incógnita figura de su titular, que nunca se presentó ante el Concejo Municipal, operando siempre a través de un apoderado, Adolfo Sáez, hombre ligado a la política y mano derecha del intendente municipal”, indicó el edil.

Llamaba  también la atención el estado de los colectivos, con modelos de una antigüedad considerable y por fuera de lo exigido por el convenio que la Municipalidad de Lamarque firma con el Ministerio de Educación y Derechos Humanos, cada año, para gestionar la contratación del servicio.

“Muy satisfecho”, se mostró Puefil al dejar al descubierto esta maniobra, en virtud de que “… hay que tener muy presente que estas unidades transportaban niños y que cualquier accidente podría ser esperable, por cuanto al haberse adulterado la Revisión Técnica, no se tenía acreditado su normal funcionamiento, mas allá de no tener cobertura de ningún seguro para terceros y transportados y comprometer con ello la responsabilidad civil de la municipalidad”.

Tras recibir asesoría letrada por parte de la doctora Doris Patricia Vásquez, informó que radicará la correspondiente denuncia ante la Justicia Federal mañana viernes 15 en el juzgado federal de Roca.