Tres que pugnan por la banca que dejó María Emilia Soria

CABA.- El peronismo marchaba hacia una sucesión armoniosa en Diputados, luego de la renuncia de María Emilia Soria para asumir como intendenta de Roca. Desde hace meses quedó entendido que la banca era para Ayelén Spósito, médica de San Antonio que forma parte del Movimiento Evita, por aplicación de la Ley de Paridad de Género.

Esa norma establece -sintéticamente- que ante la salida de una mujer del Congreso, ese espacio debe ser ocupado por la primera mujer que siga en la lista. Pero todo cambió en las últimas horas, porque a partir de la judicialización de casos similares registrados en provincia de Buenos Aires y en Córdoba, la banca rionegrina podría cambiar de manos.

La llegada a la Justicia se dio porque la Ley de Paridad de Género fue sancionada a fines del 2017 y su aplicación no podría ser retroactiva.

Ese criterio fue avalado también por un informe de la Dirección de Información Parlamentaria de la Cámara de Diputados de la Nación.

La lista del FpV en el 2017 fue integrada por Soria y Ramón Chiocconi como titulares; y Sebastián Altamiranda y Spósito como suplentes.

Se confirmó que los tres dirigentes que acompañaron a la diputada saliente estaban desde esta tarde en esta ciudad, en busca de precisiones sobre la normativa que se aplicará y la designación definitiva del nuevo titular de la banca.

La situación es más compleja aun porque Chiocconi fue elegido legislador provincial el 7 de abril pasado y debería jurar el próximo lunes en Viedma.

Chiocconi aseguraba su presencia mañana miércoles en el Congreso para seguir el proceso. “Sea quien sea el diputado”, decía luego de remarcar que la vacante de María Emilia Soria debía cubrirse. “Si no se hace ahora, hay que esperar hasta marzo y en Diputados estamos muy justos para darnos ese lujo”, contó. Entendió, en esa línea, que la definición debe partir del propio cuerpo mientras insistía no tener nada en claro y haberse enterado de la situación en los últimos días.

Si Chiocconi asumiera en la Cámara Baja, su renuncia a la banca en la Legislatura -que deberá cubrir el lunes- determinaría el ascenso de otro barilochense: Julio Acavallo, del Frente Grande. La sábana del FpV (hoy de Todos) la encabezó Chiocconi y, según el escrutinio provincial, ubicó a ocho legisladores por ese tramo poblacional. Acavallo estaba noveno y siguió el recuento definitivo porque existía posibilidad de ingreso, que entonces no ocurrió.