Un centenar de gente a caballo se movilizó para juntar firmas y no se prohíban las jineteadas

Luis Beltrán.- Igual que en gran parte del territorio nacional, hoy a las 16, cerca de cien jinetes se juntaron en la rotonda de la Ruta Nacional 250, en el ingreso hacia esta localidad.

A pesar de lo inestable de la tarde, el motivo hizo que jinetes y centros tradicionalistas de Pomona, Lamarque, Luis Beltrán y Choele Choel llegaran hasta el punto de concentración donde pacíficamente se ubicaron al costado de la traza pidiéndoles a los transeúntes que se detuvieran para firmar el petitorio para que continúe la actividad y no se prohíba, como piden algunas organizaciones animalistas.

A fin de mes se trataría en el Congreso y por ese motivo los criollos piden que se reformen las leyes y de ninguna manera se prohíban las jineteadas. “Haremos lo imposible para que esta tradición no quede en el olvido, nos mantendremos en contacto para seguir haciendo campañas por la continuidad de la actividad”, aseguraron.

El Pampa Cruz, uno de los animadores de jineteadas con más trayectoria y reconocido en el ambiente, dijo que “los caballos de las jineteadas gozan de un cuidado especial, están bien alimentados, vacunados, desparasitados y entrenados para los 9 segundos que dura una jineteada, porque son 9 segundos que el animal está montado y después lleva una buena vida con dueños que invierten mucho dinero para tenerlos en esas condiciones”. El cantor gauchesco sostuvo que “si esos caballos no estuvieran en las jineteadas irían a parar directo a un frigorífico porque no sirven para ser montados por nadie, ni para tirar un carro. Seguramente las asociaciones protectoras de animales no saben que un frigorífico de la provincia de Buenos Aires matan unos 3700 caballos por mes”.

 

El 30 de marzo del 2017 se presentó en el Congreso Nacional un proyecto de ley impulsado por el diputado del Pro Daniel Lipovetzky (y respaldado por 60.000 firmantes) para prohibir la tracción a sangre (EXP:1293-D-2017). Este proyecto de ley también tendería a prohibir las jineteadas en Argentina, pero lo cierto es que en él no se hace mención a esta práctica, declarada como “deporte provincial” en la provincia de Córdoba (ley 8952/01), que trataría de nacionalizarse ese mismo año encubiertamente bajo el proyecto de ley de “Resguardo de las tradiciones” (EXP:5822-D-2017). En ese sentido, la petición fue apoyada por varias organizaciones animalistas como Aptéha – Asociación Por el Trato Ético Hacia los Animales y la Plataforma Animalista.