Weretilneck acompañó el proyecto de recorte a las jubilaciones de privilegio de jueces y diplomáticos

El senador por Juntos Somos Río Negro, Alberto Weretilneck, criticó con dureza el desempeño del Poder Judicial durante la sesión pública especial donde en estos momentos se debate el proyecto de ley venido en revisión sobre el Régimen Jubilatorio para Magistrados y Funcionarios del Poder Judicial y Ministerio Público de la Nación.

Detalló que hay dos millones y medio de causas sin resolver en los juzgados federales del interior y remarcó que el problema no es la institución, sino las personas. Responsabilizó al Ministerio Público y los jueces por su nulo compromiso en la lucha contra el narcotráfico y pidió “que se vayan todos”.

“Honestamente me hubiese gustado un proyecto más audaz, más profundo, para empezar de nuevo, con una nueva Justicia en la Argentina”, dijo el senador.

“Honestamente me hubiese gustado un proyecto más audaz, más profundo, para empezar de nuevo, con una nueva Justicia en la Argentina. Creo que el Poder Ejecutivo Nacional se quedó corto con este proyecto, deberíamos directamente eliminar el régimen. No quiero utilizar frases tristes de la Argentina, pero que se vayan todos. Es imprescindible como democracia ir al fondo, no hay posibilidad de tener una República como tiene que ser, en este sistema y de esta manera, por eso voy a acompañar este proyecto”, sostuvo.

“El drama que tenemos con el narcotráfico es por el nulo compromiso que ha tenido el Ministerio Público y los jueces en todo el país. Si no ni garantizan un sistema eficaz ni resuelven los problemas que tenemos como sociedad ¿Por qué defendemos lo que tenemos?”, se preguntó.

Weretilneck comenzó su exposición remarcando que la Cámara Alta estaba debatiendo un régimen instaurado hace más de 35 años, durante el última Dictadura Militar.

“La Junta Militar instauró este sistema en octubre de 1983 en búsqueda de una mayor eficacia del Poder Judicial, pero…”

“La Junta Militar instauró este sistema en octubre de 1983 en búsqueda de una mayor eficacia del Poder Judicial, para garantizar un buen pasar económico y una vejez tranquila a los magistrados y la independencia total. Pero lo que está claro es que los sueldos y las jubilaciones que tienen no garantizan un sistema eficaz, ni resuelven los problemas que tenemos como sociedad”. sostuvo.

El exgobernador rionegrino detalló que “tenemos dos millones y medio de causas sin resolver en los juzgados federales del interior del país. El 90% de esas causas son cosas de la gente, cuestiones previsionales, casi nada del Fuero Penal. No podemos separar a la institución de las personas porque las personas hacen a la institución. No podemos decir que el problema es la institución y no las personas”.

Puntualizó que en la Oficina de estadísticas del Poder Judicial de la Nación hay estadísticas cargadas hasta el primer trimestre de 2019, pero curiosamente el contencioso administrativo federal y el fuero penal federal tienen solo datos cargados hasta 2012, el electoral hasta 2013 y la seguridad social y los fueros federales penales del interior del país solo hasta 2018.

Finalmente pidió “ir a la oralidad. Hay provincias que ya tienen la oralidad y los resultados se ven: CABA, Santa Fe, La Pampa, Neuquén, Chubut y Río Negro, ya tienen sistema acusatorio puro. Un sistema mixto: Buenos Aires, Córdoba, Tucumán, Chaco y Catamarca. Las causas civiles, no puede ser que no tengan como herramienta central la mediación. ¿Cómo un jubilado con un reclamo de una mala liquidación de haberes no tiene la posibilidad de mediación? Los condenamos a esperar entre cinco y siete años para resolver un reclamo administrativo con respecto a su salario”.


Leer también:

, ,