Arrastró con su auto a un policía por dos kilómetros y ahora le imputan tentativa de homicidio

Viedma.- El Ministerio Público Fiscal formuló cargos ayer a un hombre por los delitos de resistencia a la autoridad y tentativa de homicidio agravado por haber sido efectuado contra personal policial en ejercicio de sus funciones. El acusado, que a partir de hoy estará en prisión preventiva, era quien conducía el vehículo que embistió a un policía y lo trasladó sobre el capot durante 24 cuadras. 

En la jornada del lunes se había realizado lo propio con otro hombre que también iba en el vehículo pero de acompañante, a quien se le imputó el delito de resistencia a la autoridad.

El hecho se produjo el 8 de mayo a las 6 horas cuando, según la acusación, “el conductor, aceleró y embistió llevando sobre el capot del vehículo a la víctima quien se tomó del borde para sostenerse en un total de 24 cuadras aproximadamente”. Con este accionar “resistió el accionar policial en el ejercicio legítimo de sus funciones e intentó dar muerte al empleado policial Javier Adrian Quichán, sin lograr su cometido por razones ajenas a su voluntad”.

El derrotero comenzó en la intersección de las calles Bernal y Av. Caseros desde donde “ingresa a la calle Winter a alta velocidad, sobrepasando las calles sin detenerse ni desacelerando ante las señales de lomos de burro y badenes y activando el limpia parabrisas. Al llegar a calle Winter y Chubut, el conductor gira bruscamente y la víctima cae evitando ser arrollado al moverse del lugar en el que quedó tendido en la calle”, relató la fiscalía.

Luego de ello el conductor ingresa a una vivienda para fugarse luego y ser detenido finalmente en la mañana del lunes. Los hechos habían comenzado cuando agentes de policía buscaron frenar disturbios acaecidos en cercanías del local bailable DADA, en donde un grupo de personas se encontraban dañando un vehículo con palos y fierros. Ante la orden de detener su accionar los agresores huyeron en dos vehículos, en uno de ellos se generó el hecho imputado.

Seguí leyendo:   Se extiende el censo digital porque quedaron casas sin encuestar

Entre el sustento probatorio se cuenta el relato de la víctima quien reconoció a su agresor y el certificado médico policial que da cuenta de las lesiones sufridas, así como los testimonios de los oficiales que se encontraban interviniendo en el procedimiento efectuado a la salida del local bailable.

La defensa particular del imputado cuestionó la calificación legal otorgada al hecho, no obstante la Jueza de Garantías, Itziar Soly tuvo por formulados los cargos tal como lo había solicitado la acusación, integrada por los Fiscales Maricel Viotti Zilli y Juan Pedro Peralta. Asimismo dispuso la apertura de la investigación penal preparatoria por el término de cuatro meses que servirán para que cada una de las partes confirme su teoría del caso.

Finalmente la Fiscalía requirió la prisión preventiva del hombre para evitar su fuga y resguardar la investigación en curso, que fue dispuesta por la Jueza por lo que el hombre quedará a partir de hoy alojado en el Complejo Penal de Viedma por el término de tres meses.

A quien lo acompañaba al momento de los hechos le impusieron, en tanto, una medida cautelar menos gravosa debiendo éste mantenerse a derecho fijando domicilio y compareciendo tres veces por semana en una comisaría.

La defensa del imputado fue ejercida por el abogado particular Damián Torres.


También te puede interesar:

Comenzarán los trabajos previos para el inicio de obra de las rotondas

 

X