Aún en pandemia, Juventud Unida se ilusiona con la terminación del playón polideportivo

Choele Choel.- La vida del club no se detiene en pandemia. Los incansables dirigentes avanzan en un paredón, piensan en una tribuna de 30 metros de largo con 5 o 6 escalones, y en plantar los 40 álamos criollos alrededor de la cancha.

Juventud Unida nació el 6 de febrero de 1972 por el impulso de un grupo de entusiastas del barrio Maldonado que sintieron la necesidad de levantar un club con sello propio. Se mantienen inquietos. Hoy reciben bolsas de cemento, ladrillos, de parte de vecinos del barrio.

Su presidente es Victorino Linares y contó que el año pasado sembraron la cancha, tiraron 350 kilos de semilla y pusieron el riego por aspersión. «Todo el trabajo se hace a puro pulmón, acá trabajamos todos», apuntó y comentó que la vida de la institución se nutre del aporte de los vecinos que trabajan y se involucran como si fueran parte de la comisión directiva. «La gente sale de trabajar y se arrima a regar la cancha o a cortar el césped», contó.

Los aportes son limitados. Solo el aporte de los vecinos del barrio. El martes recibieron una heladera mostrador de regalo de un comerciante que cerró su local y decidió donarla. «Muchas veces echamos mano al bolsillo para hacer compras, como la nafta para cortar el césped o pagar la boleta de un servicio», comentó Victorino.

Hace 18 años comenzaron el trabajo en el polideportivo que está a dos cuadras de la cancha, en Expedicionarios al Desierto del barrio.  Todavía no lo pueden terminar, no es fácil. «Cuando suceda, se podrán hacer muchas actividades para todos los chicos y chicas, el barrio necesita ese espacio», dijo.

Seguí leyendo:   Cuando se levantó el cordón sanitario, se registró el ingreso de 1000 autos a Choele

El objetivo del club es terminar el playón del polideportivo que tiene 16 metros de ancho y por 35 de largo. En la actualidad tiene la mampostería, falta electricidad, agua y gas. Sabemos que el valor del techo debe ser caro, reflexionó Victorino. También tiene incluido los baños y una oficina grande. Cuando finalicen el proyecto, podrán sumarle handball y básquet.

El club ofrece hoy hockey para las chicas del club que han viajado a Río Colorado o a Lamarque donde representaron a la institución.

El presidente recordó el aporte del gobernador Alberto Weretilneck. Un día los visitó y recorrió el barrio, la cancha y entregó un aporte económico que les permitió plantar la cancha. Y el gobierno local siempre hace algún aporte para acompañar el crecimiento. Y el acompañamiento de los vecinos es vital. Uno de ellos llegó con 1.400 ladrillos huecos. Otro se acercó con 30 bolsas de cemento.

Entre tantas noticias alentadoras e inspiradoras, el fallecimiento de Casimiro Mamani ensombreció el humor de Juventud. «Fue un excelente jugador y siempre estuvo en la comisión. Sentimos mucho su partida», dijo y recordó que él iba a la cancha a cumplir alguna tarea y siempre aparecía un vecino para acompañarlo. Un amigo muy querido en el club y en el barrio.


También te puede interesar:

La exigente e inédita cirugía en Río Negro que tuvo final feliz

Estamos realizando modificaciones en el sitio. Puede que experimentes algunos inconvenientes.