Contrapunto, un recuerdo colectivo del Valle Medio

Luis Beltrán construyó múltiples episodios memorables en su historia cultural. Uno de ellos fue el aplaudido Contrapunto. Pablo Otazu, integrante, del grupo, repasa su origen, el corazón sostenido siempre por la gente que lo recuerda y también su atractivo presente porque febrero trae sorpresas.

En la década del 80/90 ocurrió que el grupo de Teatro Libres de Luis Beltrán ponía en escena la obra Mari Mari Huinca, cuya puesta contaba con músicos en escena. Vestidos de negro armaban en vivo la banda de sonido de la obra creando climas, y marcando tensiones. Ese fue el embrión del Grupo Contrapunto, un recuerdo especial para Marta Real, Gigi Sarti, Jerónimo Falcon, Daniel Belloso, a los que luego nos sumamos Hugo Aristimuño y yo.

Nuestro debut fue en Santa Rosa en una gira con la obra. Ese debut tuvo sabor a guitarreada, pero nos planto la semillita de “armar algo”. Esa formación dura algunos años y recorrió la provincia y la Patagonia. Luego “la negra Marta” decide cambiar rumbos y se va a Buenos Aires. El tema era reemplazarla por cuanto ella no solo cantaba sino que tocaba vientos, entonces lo hicimos con dos mujeres maravillosas, Cecilia Khun y Lorena Marín.

Arte de tapa: Laura Ruberti.

Esa agrupación duro muchos años, recorrimos el país, llegamos a Buenos Aires y pudimos grabar nuestro cassette “Tiempo de esperanza” en los estudios de Patricia Sosa, bajo la dirección del tremendo músico y arreglador Claudio Cardone, bajo la producción de Adrian Argañaraz, en ese momento productor de Juan Carlos Baglieto. Claudio que era músico de Spinetta, a quien pudimos conocer gracias a el, luego formó parte de muchas giras de contrapunto y Juan Carlos Baglietto cantó con nosotros el tema marca el título del material.

La música ha sido para todos nosotros un aprendizaje maravilloso en muchos sentidos, en el grupal, en lo musical, en la convivencia, en lo económico. En aquellas épocas los grupos debían agradecer cuando se los convocaba para un festival o fiesta, con el pretexto de que compartían escenario con “los grandes”. Contrapunto fue pionero en esto, estableció reglas a favor de los músicos regionales, nunca subió a un escenario si no se reconocía su trabajo, cosa que era muy difícil. Por eso se decidió por producciones propias, tres por años en la zona y luego a girar, La gente esperaba los recitales, llenaba los teatros y nosotros felices de poder llevar alegría y buena música. Trabajamos muy duro, ensayábamos mucho con un mínimo de tres veces por semana y a veces todos los días si la presentación estaba cerca.

Seguí leyendo:   El sábado 1 de octubre comenzará el cronograma de pago a estatales

Contrapunto fue muchas cosas, pero sobre todo un punto de unión entre la música y la gente. Un día a Ceci se le ocurrió que debíamos subir el material que ya habíamos digitalizado caseramente, a YouTube, trabajo que realizó Gianni Stabile, de Choele Choel. Importante tener en cuenta que en la zona hoy cuenta con muchas posibilidades inimaginables en nuestra época, y lo sube al sitio. No imaginamos semejante repercusión, la cantidad de llamados, mensajes, compartido en Instagram en Face, hizo que nos llamara la atención y nos reconfortara el alma, saber que luego de tanto tiempo la gente “se acuerda”.

Entre tantas compartidas, le envío a Lisandro Aristimuño, uno de los músicos mas importantes de la Argentina del presente. Arreglador, productor independiente con sello propio e hijo de Hugo Aristimuño y por ende Sobrino de todos nosotros, lo escucha y un dia recibimos el mensaje. “Che, ¡¿qué les parece si remasterizamos el cassette y lo editamos con mi sello para subir a las plataformas?!, se imaginaran la contentura nuestra. En campaña, rápidamente le enviamos todo lo que teníamos y el se puso a trabajar.

Con mucha alegría para aquellos que nos quieren y siempre nos dicen “tienen que volverse a juntar” y nosotros les respondemos que ya estamos grandes. En Febrero de este año, se viene el disco remasterizado, con nuevo sonido y la producción de Lisandro, ojala les guste y podamos reencontrarnos aunque sea a través de esta nueva posibilidad.

Los Abrazo

Pablo Otazu y Contrapunto


También te puede interesar:

Marcelo Alaniz: “A mí me gusta tomar riesgos y mantener la independencia”

X