Denuncia que sepultaron a su padre en menos de dos horas sin autorización: «Me van a tener que dar una explicación»

Chimpay.- José Jaime Romero falleció el sábado en el hospital de la localidad. Tenía 57 años y su familia atraviesa el dolor por la pérdida y además están indignados porque fue sepultado en menos de dos horas, sin autorización.

«Yo quiero saber quién tomó semejante atribución de autorizar la sepultura de mi papá», dijo conmovida Romina, una de sus hijas que vive en Coronel Belisle y circunstancialmente está ahora en Córdoba. Contó que, según la información que le dio la enfermera del hospital de Chimpay cuando la llamó, su padre había muerto 17.45. Y a las 19.30 ya lo habían sepultado.

Romina no entiende por qué lo hicieron, por qué no esperaron que llegara uno de sus cuatro hijos. De hecho, uno de ellos llegó a las 22 horas y ya fue tarde. ¿Quién dio la autorización?, se pregunta.

Su hija contó que José era alcohólico y no se dejaba ayudar. Era pensionado y con el dinero que recibía le compraban la comida para evitar que gastara en bebidas alcohólicas. El viernes estuvo internado y otra de sus hijas le pidió a los médicos del hospital de Chimpay que no le dieran el alta, que le avisaran así iban a buscarlo con un taxi. «Le dieron el alta igual y al día siguiente lo internaron de nuevo. Ahí murió». 

La directora del Hospital, Erica Narváez estaba de guardia cuando murió José y contó que se comunicó con una de sus hijas para darle la triste noticia. Le pidió que se presente o se acerque algún familiar. Comentó que en su rol le corresponde hacer el acta de defunción y, luego, como José no contaba con un servicio de sepelio, se comunicó con Desarrollo Social del Municipio para que la empresa de sepelio Valentini se ocupe de los siguientes pasos. «Si lo velan o no, eso lo define la familia», aclaró.

Seguí leyendo:   Inconvenientes en la estación de bombeo del sistema cloacal de Pomona

Por su parte, el secretario de Desarrollo Social del Municipio, Darío Hernández contó cuando se da una situación como la de José, que no cuenta con el servicio de sepelio, ellos afrontan ese costo que consiste en un servicio básico que brinda Valentini. Darío habló el domingo con los familiares y les explicó cuál es la injerencia del Municipio en estos casos. «No tomamos ninguna decisión, eso no nos corresponde. Lo único que hacemos es pagar el servicio», señaló.

«Hicieron todo rápido, en menos de dos horas ya estaba sepultado», reprochó Romina y agregó que en la empresa funeraria le dijeron que habían informado que se trataba de un indigente. «Pero él no era un indigente, se pagaba sus cosas. Tiene familiares en el lugar», respondió Romina.

Y repitió con dolor: «A mí me van a tener que dar una explicación, voy a ir hasta las últimas consecuencias».


También te puede interesar:

Volvieron los casos positivos de Covid-19 al Valle Medio

X