Isla 92. Disputa y polémica por la utilización de la cancha de paddle

Choele Choel.- La escuela de Remo Huilliches es una asociación civil que desarrolla sus actividades en la Isla 92, aledaña al ejido urbano de esta localidad, a la vera del brazo sur del Río Negro. Desde allí realiza una intensa actividad deportiva vinculada a la especialidad del canotaje, que ha crecido paulatinamente, hasta alcanzar resultados muy auspiciosos que han ido posicionando a Choele Choel en lo más alto de ésta disciplina a nivel provincial y también nacional, incluso con representación en algunas regatas fuera del país.

Al mismo tiempo, junto con otras escuelas de remo del Valle Medio, ha generado un semillero de jóvenes palistas que hacen pensar, no sólo en un exitoso presente, sino también en un futuro promisorio para la actividad náutica de la región.

A cargo de la escuela se encuentra el joven deportista Giuliano Bruno, quien se encuentra secundado por un entusiasta grupo de padres y alumnos que, permanentemente, han demostrado compromiso y dedicación, poniendo su esfuerzo y colaboración para permitir que la institución haya avanzado, tanto en la faz deportiva como también en lo que hace a su infraestructura e instalaciones.

Es así como paulatinamente han incorporado mejoras al edificio municipal que funciona como sede de la institución y al cual tuvieron que renovarle completamente sus techos -que se encontraban a punto de derrumbarse-, sus baños otrora inutilizados, también el equipamiento deportivo y de entrenamiento y los espacios circundantes al lugar.

En ese camino se encontraba la gente de la escuelita, el día de ayer, inaugurando la recientemente refaccionada cancha de paddle que se encuentra entre la escuela y la confitería de la Isla 92. La alegría fue enorme ya que, luego de un enorme trabajo en el que participaron grandes y chicos, lograron poner iluminación, limpiar, pintar (hasta un hermoso mural realizaron) y poner en óptimas condiciones una cancha que les permitiría no sólo la práctica deportiva, sino la posibilidad de generar recursos para poder seguir acompañando la actividad.

Enorme fue también la decepción cuando, durante el transcurso de la misma jornada, personal municipal se hizo presente en el lugar con el fin de poner un candado en la cancha para impedir su utilización y también proceder al corte de la energía eléctrica. Ésto generó una airada discusión entre los integrantes de la institución deportiva y el funcionario a cargo del operativo. Parte de esta discusión fue capturada en video y subida a las redes sociales, generando el rechazo de la población, que se expresó mayoritariamente en oposición a la medida. También se manifestó en el mismo sentido la dirigencia política de la localidad, a través de comunicados de prensa o diversos posteos en las redes.

Hoy por la mañana, la batalla mediática se trasladó a las radios y canales de TV de la región, ya que el joven Bruno descargó su indignación contra las medidas adoptadas por las autoridades municipales, obligando al Secretario de Gobierno del municipio local, Juan Pablo Jelén, a salir a responder, para dar el punto de vista del municipio en el tema tan controvertido.

La postura oficial se basa en el uso irregular de esa cancha por parte de la institución argumentando que Huiliches no cuenta con autorización para usufructuar la cancha de Paddle y que se les advirtió que no debían arreglarla ya que no tenían permitido su utilización. La cancha de Paddle es parte de la concesión de la confitería que se encuentra en las inmediaciones y que, justamente, en el día de hoy, se dio por finalizada de común acuerdo entre el municipio y el concesionario. La intención de las autoridades es permitir la explotación de la cancha por parte de todos los clubes de la localidad en forma alternada, de modo de ampliar la oferta deportiva de los mismos, a la vez que generar ingresos para dichas instituciones. «Entre ellos podría estar Huiliches», aclararon.

Seguí leyendo:   IUPA propone dos charlas virtuales gratuitas para los choelenses

Por otra parte, la mirada oficial también pone el acento en la falta de legitimidad de las autoridades de  Huiliches ya que, «de acuerdo a la información actuante en la dirección de personas jurídicas de la provincia, la presidencia de la institución aún recae en la persona de Pablo Fernández quien, a su vez desconoce a Bruno y Navarro como miembros de la conducción de Huiliches», argumentó Jelén en radio FM Prisma de Choele Choel. Jelén además puso de manifiesto la ausencia total de seguros y de inspecciones de seguridad que  permitan la habilitación de la cancha para su uso público.

El Concejo Deliberante de Choele sancionó el 3 de julio del año 2019 la ordenanza 19/2019 en la que se avala la cesión de uso y goce del inmueble para que funcione la Escuela de Canotaje la cual era representada, en ese acto, por Giuliano Bruno y Rubén Navarro.  La cancha de paddle no era parte de ese convenio. Esta ordenanza nunca fue publicada en el boletín oficial que saltea de la ordenanza 18 a la 20. Este solo aspecto hace que la ordenanza nunca haya estado vigente.

Pese a que esta ordenanza nunca fue promulgada, la falta de vigencia de la personería jurídica llevó a que poco tiempo después, el 21 de noviembre, a menos de 20 días del cambio de autoridades municipales, el mismo concejo emita la ordenanza 32/2019 en la que, como único artículo, deroga la anterior ordenanza «en todos sus términos».  Ese mismo día desde el concejo se realiza un proyecto de comunicación brindando el apoyo al intendente para la realización de un nuevo convenio con Bruno y Navarro. Esta comunicación no tiene un efecto operativo como si lo tienen las ordenanzas.

Las autoridades municipales afirmaron desconocer que se haya firmado posteriormente un convenio para el uso de las instalaciones, no sólo de la cancha de paddle, sino tampoco por el edificio de la escuela. De verificarse esa cuestión, en la actualidad no existirían papeles que avalen la utilización de esas instalaciones municipales por parte de Huiliches. No obstante ello, desde el municipio negaron rotundamente que exista alguna intención de pedirles la devolución del inmueble donde funciona la escuela.

Lo cierto es que Huiliches es una institución que cumple un rol social importante en la comunidad, brindando apoyo y contención a decenas de jóvenes de la región. En una época como la actual en la que se manifiesta una notable crisis de participación de los vecinos en las instituciones intermedias, una entidad como ésta que se mantiene activa y en crecimiento se constituye en un bien social que debemos cuidar y potenciar entre todos. Es deseable en estos casos que autoridades estatales y dirigentes deportivos encuentren los caminos que permitan fortalecer a las instituciones que representan y generar así la sinergia necesaria para promover y fortalecer esa verdadera red comunitaria que se conforma, con ellas, en las sociedades sanas y pujantes.


También te puede interesar:

Giuliano Bruno entrena al equipo olímpico: «Queremos que haya una misma forma de remar»

Belén Domínguez Campeona Argentina de Canotaje en los Juegos Evita 2019

Estamos realizando modificaciones en el sitio. Puede que experimentes algunos inconvenientes.