La lógica de las consecuencias no previstas

Por Pablo Gustavo Díaz*

Un importante dirigente político me dijo en una charla que mantuvimos hace poco «en política no hay que confiarse en las lógicas porque generalmente los acontecimientos que suceden son contrarios a ella«. Y me amplió con ejemplos:

«En 1983 la lógica indicaba que el presidente fuera Lúder. Pero fue Alfonsín. En 1988 la lógica indicaba que fuera Cafiero. Y fue Menem» y así continuó su relato hasta hoy, «ahora la lógica apunta a Horacio Rodríguez Larreta«… y ahí la dejó, no dijo mas.

No se cuál sería la lógica a la que se refería mi interlocutor, si la lógica de las encuestas, la lógica de los juegos del poder, la lógica dialéctica del círculo rojo o alguna otra, no profundizó en eso ni lo pregunté. Pero le di la derecha a su razonamiento y me fui chiflando bajito.

Unos días antes de ese evento, en una entrevista radial, el periodista de AM Cumbre de Neuquén, Santiago Montórfano, me preguntó si Horacio Rodríguez Larreta ya era el presidente puesto, dado que a él «todos los consultores con los que habla le dicen que si«. «No, eso es un error«, le contesté, rompiendo «la lógica» de mis colegas que le había afirmado eso. «Faltan dos años para la elección y eso es mucho tiempo para que pasen muchas cosas que cambien esa lógica«, fue mas o menos la explicación que le di para justificarme, aunque le reconocí que hoy el jefe de gobierno porteño es el político estrella del firmamento nacional al estar muy por encima de todos en imagen positiva e intención de voto.

El círculo rojo es gran abonado a la teoría de «la lógica» y por eso ya está afirmando la derrota del Frente de Todos en 2023, basados en la paliza que se comió en esta última elección y en los números de las encuestas que conté recién sobre Larreta.

También el círculo rojo, pero de la norpatagonia, tiene sus propias lógicas. Por ejemplo andan diciendo que «la lógica» es que vuelva Alberto (Weretilneck) al gobierno rionegrino en 2023. Qué Pesatti sea reelecto intendente de Viedma. Y que Marcos Koopman, supuesto delfín de Jorge (Sapag) y emergente de la ‘nuevas generaciones que impulsan la renovación dirigencial del MPN’, sea el sucesor de Omar (Gutiérrez) en Neuquén.

Seguí leyendo:   Continúan las tareas de sanitización en escuelas de Choele Choel

¡No se! … me dicta mi lógica escéptica.

Como investigador de mercados electorales tengo la obligación de tener la mente abierta a la mayor cantidad de hipótesis posibles y no guiarme por pensamientos rápidos (el juicio intuitivo de Kahneman).

¿Y si el PRO se dividiera en una pelea intestina entre Larreta y Macri, y la PASO de Juntos por el Cambio la terminara ganando Manes?

¿Y si Alberto (Weretilenck), que viene mostrando desde hace 20 años una escala ascendente en su carrera política (intendente 2003-2011, gobernador 2012-2019, senador 2019…), viera la posibilidad de continuar ascendiendo?

¿Y si Pesatti, pese ser por lejos el líder político de Viedma con mayor imagen positiva e intención de voto, no tuviera ganas de ir por su reelección?

¿Y si el pueblo emepenista y neuquino, viendo lo sucedido en las recientes PASO de esa provincia dónde a «la lógica» le llenaron la cara de dedos, decidiera emanciparse del sapaguismo?

Son muchos los «y si» que para cada «lógica» podría plantear como hipótesis de estudio.

Con tantas variables presentes en la ecuación del poder no es «lógico» arriesgar pronósticos tan tajantes como los que se suele escuchar en el círculo rojo, muy propios del pensamiento intuitivo (experto o heurístico) que enseña Kahneman.

Y además, volviendo al gran investigador israelita ganador del premio nobel de economía en 2003, de su libro Pensar Rápido, Pensar Despacio, extraigo esta frase que me quedó muy fijada en la memoria: «somos propensos a sobrestimar lo que entendemos del mundo y a subestimar el papel del azar en los acontecimientos«.

Si. La probabilidad, el caos, las mutaciones y los accidentes, existen. Y en política suelen presentarse con la forma del «Cisne Negro» de Nassim Taleb.

(Digresión final:  gracias Guillermo Quijano @quijanog por tu invalorable aporte a esta nota)

*Consultor en marketing político


También te puede interesar: 

«Sufrí mucho»: La dramática experiencia de atravesar el infierno de las drogas

 

X