La Residencia: una gran familia para enfrentar al Covid-19

Choele Choel.- Aunque el estar lejos de la familia y aislado por estar atravesando una enfermedad de alta contagiosidad, es una experiencia dura, en la Residencia de Choele Choel la viven de una manera digna de compartir con toda la sociedad.

Allí, lo que sobran son excusas para compartir  y divertirse, haciendo videos en la aplicación Tik Tok, cocinando, etc. 

Pacientes que están aislados, nos cuentan que a la Residencia decidieron nombrarla ¨la Casa de Gran Covid¨ de una forma divertida, ya que disfrutan de varias actividades diariamente.

Las  14 personas, entre jóvenes y  adultos, que comparten sus días en la residencia, se organizan para que el tiempo pase de la mejor manera posible.  Y  también remarcan el gran acompañamiento del Comité de Crisis de la ciudad y de los vecinos del pueblo que todos los días les alcanzan donaciones con cosas ricas para disfrutar.

Diariamente  cumplen con una rutina, que da inicio por  la mañana cuando el  personal médico va a controlar su salud. Luego desayunan, a veces cosas ricas que ellos preparan y otras veces que les llevan. Después de almorzar, se disponen a limpiar, baldear y tomar mates.

A la tardecita  comienza el momento lúdico en el que no paran de divertirse. Torneos de ping pong, dominó, ajedrez o cualquier otro juego donde todos puedan entretenerse y hacer más corto el tiempo de espera.

Por las noches, suelen haber pijamadas hasta altas horas de la madrugada, manteniendo el distanciamiento social aconsejado y con todos los cuidados que la situación exige, donde juegan a la guerra de almohadas, miran películas  hasta que se empiezan a escuchar los ronquidos de los primeros en quedarse dormidos.

Una de las pacientes, Andrea Vega, aislada en la residencia nos cuenta: ¨Haberme venido acá fue lo mejor que me pudo pasar. Imaginate que estando internada con papá, mi papá falleció y entonces me quedé sola. Es muy feo estar sola y aislada en esa situación, por eso fue lo mejor que me pudo pasar.¨

Y continuó: ¨Estoy con más gente, podes compartir una charla, jugar, hacer muchas cosas importantes que a mi me han ayudado un montón a levantar el ánimo. Venir acá me ayudó un montón, me sirvió, y me ayudó para tener ganas de hacer más cosas.¨

Seguí leyendo:   Se autorizó el uso de la vacuna Sputnik V en mayores de 60 años

Y mientras cerrábamos esta nota, recibimos con gran alegría un nuevo acontecimiento de la Residencia: el alta de la paciente número 12. 

Se trata de Verónica Villagran, una enfermera del Hospital, que fue dada de alta y que en su barrio fue recibida con mucha alegría: bocinazos, aplausos de vecinos de la cuadra y gritos de emoción ya que es una persona muy querida.

Tal como expresaron sus vecinos: ¨es una persona muy querida por su personalidad, buen corazón y una excelente enfermera¨.

El momento del alta en la residencia:

El gran recibimiento: