Mañana llega la familia del trabajador «golondrina» que denunció fuertes agresiones

Viedma.- El relato que realizó Augusto Alves Pintos despertó preocupación del Estado Provincial. El joven de la localidad salteña de Tartagal denunció fuertes golpizas durante el trabajo que realizó para una empresa en Lamarque. Mañana jueves arribará su familia al Valle Medio para buscarlo y retornar a su localidad. 

La coordinadora del Programa de Asistencia a las Víctimas de Trata de Personas del Ministerio de  Desarrollo Humano y Articulación Solidaria, Angélica Calfin explicó cómo fue la intervención del organismo.

«Cumplimos con la orden del juzgado de asistir al joven y hacer una evaluación de su situación», explicó y agregó que Augusto fue atendido por un médico de guardia del Hospital de Lamarque y hospitalizado hasta su llegada. Angélica llegó a las 10 de la mañana del domingo 29.

«Estaba bien, estable», comentó. De inmediato le manifestó su deseo de retornar a Tartagal. Por eso se buscó un lugar provisorio para que pudiera permanecer hasta que llegara la familia desde Salta «que estaba muy preocupada porque pasaron dos meses sin contacto con él».

Analía explicó que existía la posibilidad de trasladarlo directamente pero la familia prefirió viajar. De hecho, el Municipio se involucró en el caso y se hizo cargo de los pasajes para el viaje. Un programa con similar función en Salta hará un seguimiento de Augusto.

Seguí leyendo:   Continúan las tareas de sanitización en escuelas de Choele Choel

Analía comentó que existió predisposición de la empresa para colaborar con los requerimientos del organismo que -según la funcionaria- «se enteraron de la denuncia por los medios». Con la presencia de personal de Gendarmería se retiraron las pertenencias de Augusto del lugar donde se alojaba.

En el trabajo de cosecha que estaba haciendo Augusto para la empresa en Lamarque, se encontraban otros trabajadores de Salta y de Santiago del Estero. Indicaron que a las 15 del sábado 28 lo vieron por últimas vez. A la noche ya se difundió la denuncia y Gendarmería ya estaba en el lugar. Augusto se había refugiado en un ciber.


También te puede interesar:

Habló el trabajador de Tartagal que asegura haber vivido una pesadilla: «Me tuve que camuflar para poder escapar»

 

X