Nació en Lamarque y volvió a cautivar a la NASA con su fotografía del cielo

Villa Traful.- Gerardo lo hizo de nuevo. La Nasa volvió a elegir una de sus creaciones como la foto astronómica del día.

La primera fue hace casi dos años, una impactante fotografía nocturna de Andrómeda en Bahía Creek. Ahora su retrato desde Villa Traful volvió a impactar a la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio de Estados Unidos.

Gerardo Ferrarino nació en Lamarque y desde 1988 vive en Viedma. Cuando su mamá cumplió 70 años decidió reunir a sus hijos en Villa Traful para celebrarlo. Como su pasión no lo abandona casi nunca, mientras recorría el lugar, pensaba la foto. «Los obsesivos como yo planifican la foto antes de ir. Sabía que íbamos a estar alejados de la ciudad, por lo tanto no hay contaminación lumínica», explicó.

En una de las caminatas se encontraron con una cascada, un sendero y Gerardo detuvo su mirada en la playa de un camping y lanzó sin dudarlo: «a la noche tengo que venir acá».

La foto tomada en Bahía Creek (2020)

Volvió a las 22.30 con el cuidador de las cabañas donde estaban parando. Bajaron al lugar y le llevó algo de 45 minutos hacer foco y tomar las fotografías. Fueron 10. Cuando regresó y pudo editar tranquilo se dio cuenta que había logrado una buena foto.

Sobre la cámara que utilizó, aclara que no es nada del otro mundo. Una réflex con lentes intercambiables; «es algo que cualquiera puede tener. Lo único distinto que tengo es un lente angular -como las que trae la Go Pro- para poder agarrar mucho paisaje».

«Te están mirando los fotógrafos más importantes del mundo, entonces el impacto es terrible»

Luego de tomar la foto que había imaginado, envió un mail a la NASA en el que indicó que se trataba del centro de nuestra galaxia, y fue acompañada de algunas explicaciones más sobre el lugar. «No siempre responden. De diez veces que mandé, solo respondieron dos», comentó.

Seguí leyendo:   "Mucho avance en poco tiempo": llegó de Venado Tuerto a Luis Beltrán y abrió una escuela de pelota paleta
Gerardo Ferrarino y su pasión

Se prepara ahora para la repercusión que tendrá la publicación de su fotografía. Sabe de qué se trata por lo que pasó con la primera, hace dos años. «Es que están mirando los fotógrafos más importantes del mundo, entonces el impacto es terrible. Te llaman los medios, y se mediatiza», comentó.

Gerardo considera que no existe suficiente conciencia sobre lo malo que es contaminar el cielo. Explicó que es algo que le hace mal a la fauna y a nosotros también, nos provoca alteraciones; «la luz blanca, mal orientada, hace mal a nuestra salud. A veces escuchas cantar a aves fuera de horario y es por la luz que está contaminando. Y desorienta». Por suerte -agregó- en Río Negro tenemos cielos más oscuros.

El dato que confirma esto es que el 5 por ciento de la población mundial vio alguna vez la vía láctea.

«Cuando haces astrofotografía, estudias astronomía», señaló y agregó sonriente que ese proceso es un maravilloso camino de ida.


También te puede interesar:

Con 16 años, Nicolás Rosas jugará en el fútbol de Turquía

X